viernes, 31 de enero de 2014

Un buen invierno para Garrapata, Leo Coyote

Uno de los libros que recibí de parte de la editorial Alrevés, como patrocinadores del reto Negro y Criminal, del que aún estáis a tiempo de apuntaros a la edición 2014, fue Un buen invierno para Garrapata, de Leo Coyote.



Buscando información sobre Leo Coyote, Google me ofrece Lecturalia.com, donde encuentro lo siguiente: "Escritor español, Leo Coyote es autor de novela negra y criminal. Ha publicado varios libros y no se le conoce oficio alguno. "
Bien, yo pensaba que el de escritor era un oficio pero parece que no.
En la editorial Alrevés, algo más correctos, nos dicen que nació en Rubín-Sarria, Lugo. Seducido por la novela negra y muy buen conocedor de los ambientes que se reflejan en sus historias que narra con un lenguaje directo y duro, toma la realidad como pretexto para organizar sus tramas, que es lo único que le importa junto con la exhaustiva descripción de sus maquiavélicos personajes.
Sus últimos títulos son: Perro Flaco (Almuzara 2005) y Otro día en el paraíso (Almuzara 2010).
Por cierto, su blog, aunque con poquitas entradas tampoco tiene desperdicio. Y si no mirad.


Sinopsis:

Durante las veinticuatro horas más importantes de las vidas de varias personas no cesa de llover.
Nina Muntaner, novia de un gánster de la Europa del Este… Unos extraños delincuentes quieren secuestrar a un perro… Dos policías vigilan en el puerto la entrada de droga en la ciudad, mientras viven su particular historia de amor.
Las cosas se tuercen y se complican con el paso de las horas y la lluvia incesante, que todo lo confunde.

Otra vez la borrosa Barcelona, otra vez personajes al límite, otra vez una trama diabólica, otra vez el lenguaje duro y callejero… otra vez Leo Coyote.


Mi lectura:

"Manolo, el Gitano tenía la mirada lastimosa y legañas en los ojos. Observaba atentamente la casa mientras una intensa lluvia le castigaba el rostro y todo su cuerpo."

Pero no solo la observaba. Bajo una lluvia que no cesará en toda la novela Manolo vigila una casa de una urbanización acomodada de Barcelona. Junto a su novia y a su amigo Titi han tenido la brillante idea de secuestrar un perro, Garrapata, un bóxer gordo y perezoso, para pedir un rescate por él.

"- ¡Afu con los ricos, nene!, que viven mejor sus perros que nosotros, ¿que no?
- Que sí, Gitano, que sí. Venga... Vamos a por el perro que me estoy poniendo nervioso y tú ya estás paranoico perdido.
- Mira que como haiga algún julai dentro..."

La casa resulta ser de Kamil Kerensky, un mafioso polaco enredado en infinidad de tramas en las que están implicados desde políticos catalanes a mafiosos rusos. En sus negocios ha enredado también a su amante, Nina Muntaner, perteneciente a la burguesía catalana venida a menos que intenta guardar las apariencias. Sobre ella recae, acertadamente, el peso de la novela.
Tras una serie de peripecias y giros en los que aparecen en escena, en otros, el abogado de la trama de corrupción y su joven amante, o una pareja de policías tras la pista del tráfico de drogas, también amantes, llegaremos a un desenlace con sorpresas en el que casi nadie es lo que parece y en el que nadie, salvo Garrapata, tiene suerte.


Ambientada en un lluvioso otoño barcelonés, Leo Coyote nos trae una historia desarrollada y resuelta con habilidad y acierto. En ella se retratan con ironía dos tipos de delincuencia: la de pequeña escala, representada por un trío de granujas, incultos, perdedores de nacimiento, que buscan un atajo para sus problemas económicos y que, de puro memos te caen bien; y la de altos vuelos en la que se mezclan todo tipo de delitos, el tráfico de drogas, la especulación inmobiliaria, el robo de obras de arte, el cohecho... en la que están envueltos y mezclados desde mafias del este a políticos y abogados cuando no las propias fuerzas del orden.

Y es aquí donde entra la denuncia de Leo Coyote. En este país donde el dinero es reflejo del éxito personal sin importar de donde venga y donde se condena a una pena mayor a un pobre desgraciado que roba para dar de comer a su familia que a un político que malversa millones de euros salidos de nuestros bolsillos, donde al amparo de no se sabe qué o quién han venido a establecerse mafias del este, nuestros personajes tendrán su papel.
Y lo hace a modo de juego, con sentido del humor, en el que nos invita a ir encajando piezas y descubriendo la verdadera función que cada uno cumple en la trama.

Escrita con un lenguaje duro, callejero en el caso de los dos pillos, no nos ahorra detalles en las escenas de violencia como tampoco lo hace a la hora de plasmar la impunidad con la que operan todos los entramados que antes he citado.
La lluvia nos acompaña a lo largo de toda la historia igualando clases y ambientes. Todos se mojan, todos tienen que correr para escapar de ella. Y quien más la soporta es Barcelona, una ciudad a la que la lluvia no sienta demasiado bien.

Recomendable.


Ficha técnica:

Editorial Alrevés
Año de publicación: 2013
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-15900-28-3
208 páginas
Formato: Rústica con solapas
Precio: 16,00 €

xxxxx Buena lectura

jueves, 30 de enero de 2014

El pirata Garrapata, Juan Muñoz Martín

Estoy con Un buen invierno para Garrapata, de Leo Coyote, entre manos. Este título me hizo recordar una lectura de mi infancia: El pirata garrapata, de Juan Muñoz Martín. Así que aprovechando que este trimestre en clase de mi hija leen Fray Perico y su borrico, con el que ya habíamos disfrutado y reído en casa, nos hemos acercado juntas a este otro personaje entrañable del mismo autor.



Sinopsis:

Garrapata, hombre barrigudo y con una pata de palo, es el terror de los ciudadanos de Londres, aunque por dentro es una buena persona. Un día le proponen que capitanee un barco pirata y no se lo piensa... se ha transformado en el Pirata Garrapata. ¿Qué divertidas peripecias le esperarán en el futuro? Original historia sobre un pirata gruñón que hará disfrutar con sus aventuras y viajes.


Mi lectura:

"Garrapata era un hombre feroz y barrigudo que tenía una pata de palo y un garfio de acero en vez de mano. Era el terror de Londres. Tenía la nariz gorda y colorada como una berenjena y  la cara picada de viruelas. Le faltaba media oreja y llevaba un parche negro para taparse un ojo de cristal. Por lo demás, no era demasiado feo."

De esta manera nos presenta Juan Muñoz Martín a nuestro protagonista, un pirata del que descubriremos que no es tan fiero como quiere hacer ver.
Garrapata vive en una alcantarilla de la que sale todas las noches para ir a la Taberna del Sapo a jugar a las cartas. Allí le encuentra una noche lord Chaparrete, el jefe de policías y ladrones, y le propone capitanear un barco pirata, un puesto perfecto para él por " feroz, sanguinario, ladrón, astuto, criminal, bruto, cojo, tuerto, picado de viruelas y con un gancho tan horrible". Pero Garrapata no sabe nadar ni "conducir" un barco y se marea enseguida. Lord Chaparrete tiene la solución: le entrega varios libros en los que aprender lo necesario.
Tras este divertido primer capítulo Garrapata y su amigo Carafoca acompañados de lord Chaparrete "reclutan" a la tripulación y llenan las bodegas de provisiones de una forma un tanto... digamos que peculiar. Y ya con el barco listo para zarpar otra peripecia hará que cuenten con dos pasajeras a bordo: miss Floripondia y su acompañante, miss Laurenciana.
Tras muchas aventuras y desventuras, más de las segundas que de las primeras, conseguirán que les perdonen la pena de muerte que por piratas pesa sobre ellos. Lo de rescatar a Floripondia, que de desmayo en desmayo ha acabado secuestrada, quedará para la siguiente entrega.

Me encanta este autor. De su imaginación han salido unos personajes entrañables e inolvidables que protagonizan unas historias que no dejan de encandilar a niños generación tras generación y a los padres que con ellos leen. Lo digo con el conocimiento de causa haber sido seguidora de sus entregas cuando niña y ahora como madre. Y es que sus libros, publicados por la editorial SM en la colección Barpo de Vapor Naranja, dirigidos a lectores a partir de los nueve años, tienen esa magia que hace lectores. De hecho nada más terminarlo mi hija ya me ha pedido la siguiente entrega.
Si bien están dirigidos a ellos no los trata como a tontos sin vocabulario sino todo lo contrario. De su mano hemos subido a un barco pirata y nos hemos reído con todos los incidentes que sufren y con todas las ocurrencias que sueltan aprovechando la ocasión para aumentar nuestro vocabulario (las dos) con términos marinos.

Los personajes son muy divertidos y están muy bien caracterizados. Desde Garrapata, el pirata bueno; a su amigo Carafoca, "un hombre sin nariz, bajo y regordete, con unos bigotes y una cara tan inexpresiva como una foca"; pasando por lord Chaparrete,  que tenía "una nariz de tres palmos y dos ojos pequeñitos como cabezas de alfiler"; o miss Floripondia, "una joven hermosísima, de cabellos dorados como las espigas y dulces ojos verdes como el mar salado" que se desmaya a la mínima ocasión.

La historia está dividida en capítulos cortos, ideales para leer uno cada día antes de dormir, e irse a la cama con una sonrisa porque está plagada de escenas y diálogos muy ocurrentes. Si hasta los títulos de cada capítulo nos hacían reir.
Tanto la portada como el interior están preciosamente ilustrados por Yolanda Álvarez.

El único inconveniente que le veo es la necesidad de recurrir frecuentemente al diccionario en busca de esos términos referidos a las embarcaciones. Creo que estaría bien que la edición incluyese el dibujo del barco en el que se señalasen las partes más importantes o aquellas que más aparecen en la lectura. Términos como juanete, cangrejas, drizas,... no son conocidos por los niños, ni por los adultos que no estén familiarizados con el mundo de los barcos, y si bien en interesante que amplíen su vocabulario la continua búsqueda en el diccionario desincentiva la lectura.
También hecho en falta un personaje femenino a la altura, más allá de la delicada Floripondia que se desmaya a cada momento.


Ficha técnica:

Autor: Juan Muñoz Martín
Ilustrador: Antonio Tello Gil
Colección: Barco de Vapor Naranja
Páginas: 160
Formato: Rústica
ISBN: 9788434887138
PVP: 7.90 €
Edad: 8 a 12 años




xxxxx Buena lectura

martes, 28 de enero de 2014

El brillo de las luciérnagas, Paul Pen

Había leído tan buenas críticas de esta novela que no pude resistirme. Saltándome mi autoimpuesto límite presupuestario mensual de libros me hice con él la semana pasada y no pude esperar turno para leerlo. Nada más llegar a mi lector adelantó a otros en mi programa y quedé atrapada por él desde la primera página. Ya no pude dejarlo hasta la última.



El autor: Paul Pen

Según leía la novela, y cuando el suspense me daba un respiro, me decía a mí misma ¡qué bien traducida está esta novela! Si seré... Me dejé engañar por el nombre y me imaginé al autor norteamericano. Pero no. Tenemos a un gran autor nacional de thriller al que seguir la pista.

Paul Pen (Madrid, 1979) es escritor, periodista y guionista. Escribe ficción desde que leyó Las Brujas, de Roald Dahl, el autor que más le ha marcado junto con Stephen King. Su primera novela, El aviso, le valió el título de Nuevo Talento Fnac en 2011, además de ser traducida a varios idiomas y encontrarse en proceso de adaptación al cine de la mano de Morena Films. A sus relatos premiados Una escena matrimonial del todo insólita y Kokomo se unen ahora Otel y La sangre del muerto, publicados recientemente por RHM Flash. El brillo de las luciérnagas es su escalofriante segunda novela, de la cual se prepara ya una versión cinematográfica, y que confirma a Paul Pen como el más prometedor autor de thriller psicológico del panorama español.


Sinopsis:

Es un niño de diez años curioso, inteligente, soñador y muy imaginativo. Sería un niño como cualquier otro si no llevara toda su vida encerrado en un sótano impenetrable junto a sus padres, sus dos hermanos y su abuela, todos horriblemente desfigurados por un misterioso incendio del que nadie habla. Pero la vida oculta de la familia va a cambiar: su hermana acaba de dar a luz, el Hombre Grillo acecha peligrosamente en las sombras y él recibe la visita de unas misteriosas luciérnagas, cuyo potente brillo le animará a intentar escapar del sótano en busca de la verdad.

Tengo diez años y llevo toda mi vida dentro de este sótano. Vivo en la oscuridad con mis padres, mi abuela, mi hermana y mi hermano. Todos están desfigurados por el fuego. Mi hermana lleva una máscara blanca para tapar sus quemaduras, porque papá dice que su cara podría asustarme.

Me gusta mi cactus. Me gusta leer mi libro sobre insectos. Y tocar durante horas el único rayo de sol que se filtra por una rendija del techo. Pero desde que mi hermana tuvo al bebé, todos actúan de forma extraña. Creo que me cuentan mentiras sobre quién es el padre, sobre el Hombre Grillo que acecha por las noches, sobre lo que sucedió antes de que yo naciera, sobre por qué estamos aquí encerrados.

Por lo menos tengo a las luciérnagas. Llegaron hace unos días al sótano y las he guardado en un bote. Como dice mi abuela, no existe criatura más fascinante que aquella que es capaz de crear luz por sí misma.

Esa luz me anima a conocer el mundo exterior, escapar, descubrir qué le sucedió a mi familia. Lo malo es que aquí todas las puertas están cerradas. Y no sé dónde voy a encontrar una salida...


Mi lectura:

¿Por qué he transcrito una sinopsis tan larga? Porque una vez leída me enredó, no pude resistirme, me hice con el libro y lo devoré en un par de noches.
Por si no os ha convencido aún os dejo el comienzo:

"Se lo pregunté a mi padre la noche en que mi familia cumplía cinco años en el sótano. Cinco años desde el fuego. Yo llevaba algo menos. Nací poco después de que ellos entraran.
- ¿Por qué no podemos salir?
Papá cambió el calendario de la pared y se sentó a la mesa. La grande que había en la estancia principal donde confluían salón, cocina y comedor.
- ¿Para qué quieres salir? - contestó -. Toda tu familia está aquí."

Narrada en primera persona por un niño de diez años El brillo de las luciérnagas es la historia de una familia que vive encerrada en un sótano. Además de nuestro pequeño narrador tenemos a sus padres, dos hermanos y la abuela. Todos ellos llevan en cuerpo y rostro las secuelas, en forma de cicatrices, de un incendio. No así él. Pero es que él ya nació en el sótano, después del incendio, no conoce el exterior, no sabe por qué no pueden salir ni lo intenta ya que allí está todo lo que quiere: su familia.
Sin embargo las cosas empiezan a cambiar a raíz del embarazo de su hermana y el posterior nacimiento de su sobrino. ¿Quién es el padre del niño? ¿Quién es el hombre grillo? Estas y otras preguntas de las que no obtiene respuesta, unidas a la manipulación de su hermana, harán que nuestro protagonista empiece a sospechar y dudar y, sobre todo, a querer salir a la superficie.

La historia comienza llevándonos al pasado, seis años antes. Presentándonos el sótano y a sus habitantes. Paul Pen recrea un escenario oscuro y claustrofóbico. Un sótano, no muy grande, con tres habitaciones, un baño, una cocina y una sala que seis personas deben compartir las veinticuatro horas del día. ¿Os imagináis? A mí me resultaba asfixiante con solo leerlo. Pero ¿por qué están ahí? ¿qué ha sucedido para que no puedan salir? Poco a poco y sin rebajar nunca la tensión el autor nos dará las respuestas.

Los personajes están muy bien dibujados de manera que los sientes reales. Ninguno tiene nombre. El niño se refiere a ellos como padre, madre, abuela, hermano o hermana. Esa falta de nombres consigue que los sientas más cercanos, que los veas unidos como familia, una familia que podría ser la tuya. Y esto, a mí, me ahogaba más. Pensar que podría estar encerrada en ese sótano...
Creo que este es el punto fuerte de la novela. Sin despreciar la historia, que es muy buena, es original, está muy bien desarrollada y dosificado el suspense, lo mejor es que Paul Pen consigue meterte en ese encierro. Ves con el niño las motas de polvo, intentas inspirar fuerte para respirar un poquito de ese aire fresco que entra por una ventana que no da a ningún sitio y que huele distinto al interior.

Al estar contada por un niño el lenguaje es sencillo y sus percepciones inocentes. Como lectores sabremos entender más que él. Además el autor nos lleva al pasado, once años antes, para que entendamos el por qué no solo del encierro sino del comportamiento posterior de los habitantes del sótano. De esta manera tendremos ventaja sobre el pequeño, sabremos más que él, pero esto no le restará ni un ápice de misterio a la novela, solo nos permitirá comprender. Comprender que no, al menos en mi caso, compartir. Y es que según avanzaba la historia, al sentimiento de claustrofobia se fueron uniendo otros como el de injusticia y perplejidad. ¿No han llegado a esa situación tras una serie de decisiones equivocadas? ¿Es justo para el niño? ¿Han sido ecuánimes con la hermana? Seguro que tras su lectura tendréis estas y otras preguntas y que no todos llegaremos a la misma conclusión. Ya me contaréis las vuestras. Yo, de momento, no quiero desvelar nada.

Por último, y a modo de reflexión, os dejo la frase que cierra el libro:
"Y a la oscuridad quedarán relegados quienes no estén preparados para saber qué hay más allá de su pequeño mundo."


En este enlace puedes leer el primer capítulo. Pero, te lo advierto, si lo lees seguro que querrás saber cómo continúa. No te resistas, no te defraudará.


Ficha técnica:

Título: El brillo de las luciérnagas
Autor: Paul Pen
Editorial Plaza&Janés
Fecha publicación: 05/2013
368 páginas
ISBN: 9788401354571
Precio: 17,90 €; ebook: 10,99 €


xxxxx Buena lectura

lunes, 27 de enero de 2014

Sorteos

En Atrapada en unas hojas de papel se sortean varios lotes de libros. Podéis apuntaros hasta el 1 de marzo. Las bases aquí.



En Entre libros anda el juego sortean un ejemplar de La hija del dibujante, de Katherine Govier. Podéis consultar las bases aquí. El plazo termina el 20 de febrero.


En El rincón de Leira se sortea un ejemplar de Yo fui a EGB. El plazo termina el 4 de febrero.



domingo, 26 de enero de 2014

La noche de los peones, Esteban Navarro

Cuando el año pasado gané el premio Negro y Criminal del reto que David propone en Cruce de Caminos la alegría se sumó a la duda. Cuando gano un libro en un sorteo o como premio por participar en un reto o cuando un autor me lo ofrece para su lectura la reacción es clara. ¡Bien! Otro libro entra en mi casa donde siempre es bien recibido y donde siempre hay hueco para otros más. Sin embargo esta vez el premio era un bono para gastar en la librería Somnegra. Y ahí comenzaron mis dudas. ¿En qué libros estaría mejor empleado? ¿Este? ¿O mejor aquel? No, este otro. En este dilema estaba cuando, consultando el catálogo, me encontré con La noche de los peones, de Esteban Navarro, finalista del Premio Nadal en 2013. Leída la sinopsis fue una de las elegidas.



Sinopsis:

En el turno de noche de una comisaría de Huesca, Andrés se entera de la muerte de un antiguo amigo al que no ha visto en veinte años, pero que por algún motivo ha ido hasta su ciudad para decirle algo. Con la ayuda de Diana, una joven policía en prácticas, el veterano policía emprenderá una investigación que lo obligará a viajar al pasado para averiguar qué los une después de tanto tiempo...

La noche de los peones es una novela policiaca diferen­te. Con una trama profundamente realista gracias a la propia experiencia del autor, policía desde hace más de veinte años, el relato es una historia de intriga además de una reflexión: sobre las contradicciones que nos hacen ser quienes somos y sobre la imparable marea que nos obliga, día a día, a seguir hacia adelante, como peones en un tablero de ajedrez.


Mi lectura:

Como dije antes me atrajo la sinopsis. Lo de "novela policiaca diferen­te" y que fuera "una historia de intriga además de una reflexión" sonaba bien. Las recomendaciones de la faja tampoco se quedaban cortas:

"Esteban Navarro sabe el terreno que pisa y lo cuenta como se debe, sin prestidigitaciones de cara a la galería pero sin olvidarse, tampoco, de que contar un cuento es jugar a ser Scherezade, esto es, que hay un lector al que seducir." Lorenzo Silva
"Un cadáver en un hospital, una vieja foto, siete horas del turno de noche en una pequeña comisaría, dos policías y un apasionante viaje por la España de las últimas décadas." Manuel Marlasca, periodista, jefe de investigación de La Sexta Noticias.


Andrés es policía nacional destinado en la comisaría de Huesca. Hoy cumple 45 años. Diana tiene 21 y aún no lo es de pleno derecho. Acaba de salir de la academia y está en prácticas. Ambos coinciden en el turno de noche y en esas diez horas se desarrolla la novela. Diez horas de turno, 250 páginas, pueden dar para mucho. O no.
La noche comienza tranquila. Llega un fax del hospital. Un yonqui ha muerto y se solicita colaboración de la policía para localizar a su familia. La casualidad quiere que Andrés le conozca. Habían sido amigos de la infancia, transcurrida en un pueblo de la costa catalana, pero al crecer se habían distanciado siguiendo caminos divergentes. Andrés se hizo policía, Miguel Ángel se metió en el mundo de la droga. ¿Por qué vino a morir a Huesca? ¿Por qué preguntó por él antes de morir?
Dando vueltas a estas preguntas Andrés recordará esos años y los siguientes.
Mientras, en el turno el tiempo avanza despacio. También Diana tiene un pasado que prefiere olvidar. Hija de madre soltera no conoce a su padre pero supone que habrá sido cualquiera de las parejas maduras y casadas que su madre ha tenido. Su adolescencia no fue fácil y la presencia del maduro policía le hará recordar y pensar.
Ambos descubrirán que están más unidos por ese pasado de lo que creían.

La noche de los peones transcurre, como su título indica y ya he comentado, en una noche.
Ni siquiera sé si deberíamos clasificarla como novela policíaca simplemente por el hecho de que sus protagonistas sean policías y la no acción transcurra en una comisaría. Sí, he escrito la no acción y es que en la novela no pasa nada. Nada más allá de dos personas de distinta generación, originarios ambos de la misma zona costera catalana, cada una con su pasado, que comparten unas horas en las que hablan, recuerdan y reflexionan sobre esos recuerdos. Por el medio un muerto al que buscar quien lo entierre, gran misterio, sí señor.

Sé que no me harán caso pero me gustaría hacer una petición a las editoriales. Por favor, no nos engañen con las sinopsis de las novelas.
Vuelvo a repetir el extracto: "... novela policiaca diferen­te. Con una trama profundamente realista [...] el relato es una historia de intriga además de una reflexión"
Si por trama profundamente realista entendemos el aburrimiento de un turno de noche en una comisaría de una ciudad tranquila como Huesca esta sí queda recogida en la novela. Y es que trama no hay e intriga mucho menos. Las reflexiones abundan más.
Todos los que hayáis tenido que trabajar en el turno de noche de un puesto tranquilo, yo lo he hecho, sabéis lo lentas que pueden llegar a pasar las horas que se rellenan con conversaciones que sólo podrían tener lugar a esas horas. A unos compañeros de trabajo con los que, por mucho que se compartan horas no llegan a ser amigos, acabas contándoles o confesándoles cosas que no has dicho a nadie. Y eso es lo que recoge la novela.
La supuesta investigación que, "con la ayuda de Diana, una joven policía en prácticas, el veterano policía emprenderá" brilla por su ausencia. En su lugar lo que tenemos son unos diálogos entre ambos en los que tratarán diversos temas sobre los que el autor reflexiona. Los métodos policiales en el pasado, la modernización de la policía,...
Con la intención de dar credibilidad a la historia Esteban Navarro introduce en la novela hechos reales que ligan bien pero también muchos otros que la llenan de información innecesaria y sobrecargan, volviendo la historia aburrida y desviando la atención de la ya poco interesante línea principal.

¿Me estoy repitiendo? Creo que sí. Debe de ser por contagio. Cada vez que Esteban Navarro nos lleva al pasado de uno de los dos protagonistas nos vuelve a explicar su historia, insistiendo en lo mismo como si tuviéramos memoria de pez y no hubiéramos leído cinco veces ya, por ejemplo, que antes de entrar en la policía Diana trabajaba en un bar de copas y cómo se ganaba un dinero extra.

La novela no está bien escrita. Con frases poco claras, mal construídas y puntuadas, y errores gramaticales:
"A Luisito le había prohibido la madre de Andrés que se juntara con él." p 56
"A Diana le vino a la cabeza las veces que se había duchado desnuda por cien euros."
y alguna que otra contradicción:
"- Ya he grabado las hospederías." p. 11
"- ¿Has grabado ya los partes de hospedería [...]?
- Casi" p. 117
parece entregada precipitadamente y a falta de revisión. ¿Lo mejor? El final, bien resuelto.

Señor Lorenzo Silva, celebro que el autor le haya seducido. Señor Manuel Marlasca, me alegro de que haya encontrado apasionante el viaje. Yo no he sentido ni lo uno ni lo otro y, por tanto, tampoco puedo recomendarla a otros. Seguramente no me he acercado a este autor con su mejor novela.


Ficha técnica:

Ediciones B
Fecha de publicación: octubre 2012
ISBN: 978-84-666-5374-9
250 páginas
Precio: 15 €



xxxxx Buena lectura

sábado, 25 de enero de 2014

Sorteos

En Adivina quien lee se sortea un ejemplar de La hija del dibujante, de Katherine Govier, al que podéis apuntaros hasta el 25 de febrero. En su blog podéis consultar las bases.



Y también un ejemplar de Melocotón loco, de Megan Maxwell. Aquí podéis consultar las bases. Podéis apuntaros hasta el 15 de febrero.


En Leyendo en el bus se sortean un cheque-regalo de Amazon por importe de 10 € y un cuaderno de El Principito. En este caso el plazo es hasta el 2 de febrero.






miércoles, 22 de enero de 2014

El juego de Ripper, Isabel Allende

Todos tenemos uno o varios autores favoritos de los que leemos todas sus publicaciones nada más salir a la venta y de los que esperamos con ansia la siguiente. A ellos les perdonamos algún que otro desengaño con la esperanza de que haya sido algo puntual (en este caso, para mí fue El cuaderno de Maya) y de que nos reconciliaremos con la próxima novela. Isabel Allende es, para mí, una de esas autoras. Está entre mis escritoras preferidas desde el principio, desde La casa de los espíritus. Así que, seguramente, esta reseña no será todo lo objetiva que debiera.




Sinopsis:

Tal como predijo la astróloga más reputada de San Francisco, una oleada de crímenes comienza a sacudir la ciudad. En la investigación sobre los asesinatos, el inspector Bob Martín recibirá la ayuda inesperada de un grupo de internautas especializados en juegos de rol, Ripper.
«"Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche", le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.»


Mi lectura:

" "Mi madre todavía esta viva, pero la matarán el Viernes Santo a medianoche", le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios."

Así arranca El juego de Ripper, la última novela de Isabel Allende, su incursión en el género policíaco. Y es que esta mujer se atreve con todo, siempre fiel a su estilo, y de todo sale airosa.

Aunque es una novela coral, Amanda es nuestra protagonista. Una joven inteligente, hija de Bob Martín, el inspector jefe de Homicicios, y de Indiana, una curandera que aplica Reiki, aromaterapia e imanes a sus pacientes. Junto a otros cuatro jóvenes y su abuelo "se juntaban mediante sus computadoras para participar en Ripper, un juego de rol" en el que tratan de resolver crímenes y del que ella es la maestra. El juego dejará de serlo cuando deciden intentar resolver una serie de extraños asesinatos que tienen lugar en San Francisco y de los que la policía, con su padre Bob a la cabeza, no tiene muchas pistas, y, sobre todo, cuando es la vida de su madre la que está en peligro.

El origen de esta novela está en el encargo de la agente literaria Carmen Balcells, quien le pidió a Allende que escribiera un libro policíaco junto con su marido,William C. Gordon. Como ella misma cuenta en los agradecimientos del libro, antes de que la cosa acabara en divorcio cada uno se puso a escribir su propio libro.

La novela cuenta con los elementos propios del género policial. Tenemos un asesino en serie con una traumática infancia, tenemos un policía y una investigación que nos llevará a la resolución del caso. Sin embargo esta maestra de la escritura toma estos ingredientes, añade su estilo propio, su gran dominio del idioma, su prosa tan poética, una pizca de realismo mágico, un puñado de personajes maravillosos, cada uno con su interesante historia, y un pellizco de humor, entre otras cosas, a la receta y de sus manos sale una maravillosa novela.

De entrada nos presenta el caso y a los actores principales (nos engancha al caso en muy pocas páginas) y luego nos muestra el origen, desde donde el desarrollo se vuelve lineal, salvo para contarnos la historia de los personajes, para explicarnos una trama que desembocará en un desenlace sorpresivo.

Como en todas sus novelas Isabel Allende crea unos personajes extraordinarios, con los que enseguida empatizas. Todos ellos tienen detrás unas biografías llenas de acontecimientos interesantes y a veces duros pero no irreales porque así de dura es la vida. En esta ocasión tenemos a Indiana, una sanadora de medicina alternativa que tuvo a su hija siendo aún adolescente con la estrella deportiva del instituto del que se separó pocos años después pero con quien sigue teniendo una buena relación. Tenemos al propio Bob, que ha llegado a inspector jefe de homicidios pero aún no ha encontrado la mujer con la que asentarse. A Amanda, la hija adolescente de ambos, inteligente e inquieta, aficionada al género policíaco y al crimen en general. Al abuelo Blake, farmacéutico y volcado en su nieta. A Ryan Miller, ex navy seal, quien perdió una pierna en combate y vive atormentado por su pasado. A un novio rico y celoso, una camarero que actúa en un espectáculo travesti, un pinto brasileño, una amiga con cáncer,... El elenco es rico y variado e Isabel Allende sabe, como pocos, desarrollar estas historias secundarias de manera que enriquezcan la principal sin desviar su atención. El resultado es una novela coral que, tras la trama policial, trata muchos temas en uno, desde la amistad, la superación, los celos y la venganza, a la importancia del núcleo familiar, las relaciones entre abuelos y nietos (recurrente en su obra), la presencia de la violencia entre los jóvenes, el uso de las nuevas tecnologías, las medicinas alternativas, la emigración,...

En la primera mitad del libro, más bien tres cuartas partes, Allende nos deleita con todas estas historias, siempre dentro de la historia principal, que no perdemos de vista pero que avanza muy despacio. Por contra en la última parte la autora deja un poco de lado la magia y la fantasía y nos lleva a un desenlace con más acción, inesperado y con sorpresas.

En el libro hay muchas referencias a su persona y su mundo, desde su estilo literario, en este caso refiriéndose al libro escrito por el abuelo de Amanda:

"La crítica fue despiadada con el autor, acusándolo de realismo mágico, un estilo literario pasado de moda,..."

a guiños a su marido, el autor de suspense William C. Gordon

"Hamilton era un hombrecillo con el aspecto inocuo de un vendedor de electrodomésticos, pero poseía la misma nariz de sabueso que había hecho célebre a su padre, un reportero de prensa que resolvió varios crímenes en San Franciso en los sesenta y fue inmortalizado en las novelas policiales del escritor William C. Gordon."

El resto, si queréis, tendréis que encontrarlas vosotras. Me ha parecido un guiño precioso para todos sus seguidores.


Absolutamente recomendable.

En este enlace podéis leer el primer capítulo.


Ficha técnica:

Título: El juego de Ripper
Autora: Isabel Allende
Editorial Plaza&Janés.
Fecha de publicación: 01/2014
480 páginas
ISBN: 9788401342158
Idioma: Español
Precio: 22,90 €; ebook: 9,99 €


xxxxx Buena lectura

martes, 21 de enero de 2014

Mátame, Francesca Galimberti Prince

A través de mundopalabras la autora Francesca Galimberti Prince me envió un ejemplar de su novela Mátame a finales del año pasado. La definición del libro como "Un intenso drama psicológico, una poderosa historia de intriga que lleva al lector a preguntarse cuál es el sentido de la vida." me atrajo y he decir, tras leerla, que me ha gustado.




Sinopsis:

Es de noche. Una joven mujer invade la calzada. Un coche que baja la avenida a gran velocidad la atropella. Miriana cae al suelo. Se acerca Aarón, un hombre que de casualidad pasaba por ahí. El conductor se da a la fuga. Entonces, Miriana mira al desconocido a los ojos y le ordena: “Mátame”. “¿Qué?”, pregunta él. Todo va muy rápido. Al final, Aarón, guiado por una fuerza extraña, obedece. Miriana muere. Nadie le ha visto.

Conmocionado por lo ocurrido, Aarón quiere adentrarse en el mundo de la víctima para descubrir por qué una chica aparentemente normal deseaba morir. Y sobre todo, qué le movió a él mismo a acceder a ese deseo.

Empieza un viaje hacia los recovecos del alma donde las respuestas nunca son claras. Y en esa búsqueda, siempre flotará la pregunta: ¿qué sentido tiene la vida?


Mi lectura:

"- Mátame.
La miro espantado. ¿He oído bien? Me observa con unos ojos que súbitamente se han llenado de vida para suplicarme que la mate."

Así comienza la historia, con la petición de ella, que da título a la novela, y la acción de él, que da pie a su desarrollo.
Ella es Miriana, acaba de sufrir un atropello y está tendida en la calle. Él es Aarón, pasaba por allí y acude en su ayuda. Pero Miriana no le pide que la salve sino que la mate. Lo hace y a partir de ese momento tendrá una obsesión: descubrir quién era Miriana en vida y por qué quería morir pero también por qué accedió el a su petición. Acude al entierro y visita la casa de su madre con la intención de darle el pésame. Allí conoce a su hermana, Salmaa, con quien entablará una relación. Ambos acuden frecuentemente al piso de Miriana. Salma también necesita saber, necesita comprender.
A escondidas, Aarón se lleva la agenda de Miriana y comienza a llamar a todos sus contactos para que le den su visión de ella. Son pocos los que de verdad la conocían.
Pronto la narración se ve intercalada, además de por las dudas y reflexiones de Aarón y las impresiones que de Miriana tenían quienes la rodeaban, por las anotaciones de esta en su diario. Así tendremos una visión en primera persona de lo que ella sentía, una persona que teniendo todo a su alcance prefiere llevar una vida normal que tampoco la llena y que siente que su vida carece de sentido.

"¿La vida está por encima de todo? ¿Cuál es su verdadero valor? Sí, ya lo sé, tiene el sentido que le queramos dar. ¿Y si no quieres darle sentido? Si me canso de darle sentido, ¿qué sentido tiene vivir?"

Mátame es distinta a las novelas que suelo leer. Estructurada en capítulos muy cortos, algunos de una o varias frases, y con muchos diálogos, la lectura es amena y fluida. Está escrita en presente y su desarrollo es lineal salvo, obviamente, la reproducción del diario de Miriana.
Más que una novela es una reflexión de la autora sobre la vida y su sentido, sobre la decisión de ponerle fin, sobre la muerte. Una reflexión a la que, como lectores, nos invita también.

En nuestra sociedad el derecho a la vida está por encima de todo. Esta se prolonga y mantiene en todo caso, incluso en los que se sabe que no hay recuperación posible. Todos tenemos algún caso en la familia o conocemos a alguien cercano en esta situación. En la mía, sin ir más lejos, una persona estuvo cinco años en coma antes de morir. ¿Por qué tenemos tanto miedo a la muerte?
Y, sin llegar al caso de la enfermedad terminal o el caso irreversible, si la cuestión es que una persona no disfruta de la vida, no tiene ganas de seguir aquí ¿se debe seguir viviendo si ya no se tienen ganas de hacerlo? ¿Debe quedarse y sufrir solo por evitar el sufrimiento a sus seres queridos que supondría su marcha? ¿Por qué condenamos el suicidio?
También nos plantea la situación de la persona que ayuda a otra a morir ¿Es ético? ¿Y pedirle a alguien que te ayude a hacerlo? ¿Es asesinato?

En definitiva una lectura con la que simplemente disfrutar o con la que plantearse y reflexionar sobre un montón de cuestiones éticas y morales.


Leyendo la reseña de David, en Cruce de Caminos, acerca de la edición, por su exceso de faltas y necesidad de revisión, yo le comenté que debíamos ser indulgentes al tratarse de una novela autoeditada. Sin embargo, una vez leída, he de decir que comparto sus impresiones y que realmente entorpece la lectura. Si bien la autora nos avisa en una nota previa de que "a partir del capítulo 30 aparecen algunas erratas e incluso tachaduras" y de que esto "es voluntario" he de decir que están presentes desde el principio y que no termino de entender el objetivo que persigue Francesca con ello. Son incontables los guiones de fin de línea que dividen mal las sílabas.

Aparte de esto y de una contradicción:

p. 163 "Último capítulo lenon.
Prefiero cortar: tanto placer me puede matar."
p. 165 "Lenon: cuando hago el amor con él, no siento placer."

la novela me ha gustado mucho. Me parece una buena historia que invita a la reflexión.


Ficha técnica:

Fecha de publicación: julio 2013
ISBN: 9781490319674
338 páginas
Categoría: Ficcion / Psicológica
Precio: 10,40 €; ebook: 2,06 €

Gracias a mundopalabras y a la propia Francesca Galimberti Prince por el ejemplar.


xxxxx Buena lectura

lunes, 20 de enero de 2014

El inspector que ordeñaba vacas, Luis J. Esteban Lezáun

De esta novela me atrajo su título, para qué nos vamos a engañar. No sé la causa. Quizás porque las vacas son unos animales que siempre me han gustado. La sinopsis tampoco me disgustó así que se coló en mi carta a los Reyes Magos. Gran error.




Luis J. Esteban Lezaun

Nacido en Zaragoza en 1972, es licenciado en Derecho y en Ciencias Policiales. En la actualidad, es inspector jefe de policía en Manacor y anteriormente fue responsable del Grupo de Operaciones Especiales (G.O.E.S) en Barcelona. El inspector que ordeñaba vacas es su primera novela.
Televisivamente se dio a conocer en el programa Pasapalabra, de Telecinco, donde permaneció imbatible durante treinta emisiones.


Sinopsis:

«Me llamo Ignacio Azcona. Fui inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, responsable de la Sección de Estupefacientes de la Brigada Judicial de Barcelona. Ahora vivo semiescondido en una granja, en plena selva atlántica del sur de Brasil, a unos pocos kilómetros de la costa. Disfruto de una apacible calma interior y de una razonable felicidad. No siempre fue así.»
El protagonista de esta novela se ve obligado a desarrollar una investigación secreta, eludiendo el control de sus jefes. Diversos funcionarios y altos mandos policiales pueden estar involucrados en una sórdida red de prostitución infantil. A ello se suman una serie de problemas afectivos que provocarán en el agente un estrés insoportable. Afortunadamente, la inesperada ayuda de un misterioso club de científicos hará más llevadera la situación.


Mi lectura:

El inspector que ordeñaba vacas es la historia de cómo Ignacio Azcona, inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, responsable de la Sección de Estupefacientes de la Brigada Judicial de Barcelona, acaba viviendo una vida apacible pero oculto en el sur de Brasil.
A raíz de una información que le pasa el Guti, su confidente, se ve inmerso en una investigación secreta, al margen de sus mandos, en la que altos cargos, mandos policiales, funcionarios... están implicados en una trama de prostitución infantil organizada por una peligrosa mafia rusa. El miedo por el riesgo que entraña la operación y el hecho de que empiecen a seguirle le sume en un estado de ansiedad que afecta a todos los órdenes de su vida. Por ello consulta con su amigo, que casualmente es psiquiatra, quien le propone asistir a las sesiones del club, donde podrán ayudarle. A partir de este momento la trama policial pasa a un segundo término y el relato se convierte en una explicación teórica del "método" del club y de cómo Ignacio la lleva a la práctica con excelentes resultados.

La novela está narrada en primera persona por el protagonista, Ignacio Azcona, alternando dos escenarios y dos momentos temporales: Brasil, donde ahora se encuentra viviendo una vida tranquila y apacible; y Barcelona, donde nos relata cómo y por qué llegó a su situación actual.
El hilo ambientado en Brasil nos transmite sosiego y tranquilidad. Ignacio vive integrado en una pequeña comunidad rural que vive de su trabajo sin grandes preocupaciones, donde todos se ayudan y donde parecen poner en práctica las tesis del club de forma natural. En contraposición, en Barcelona vive con prisas, sin apenas tiempo para nada que no sea su trabajo el cual le produce estrés y ansiedad.
La idea de contraponer los dos mundos y estilos de vida me parece acertada. Sin embargo Esteban Lezuán se repite hasta la saciedad tanto en uno como en otro escenarios, relatándonos una y otra vez las bondades del primero sobre el segundo.

El estilo narrativo de Luis J. Esteban es bastante encorsetado y emplea, yo diría que abusando, palabras y expresiones rebuscadas y obsoletas, restando fluidez al relato e impidiendo la identificación con el personaje así como la credibilidad de los diálogos.
Por ejemplo, cada vez que la narración transcurre en un bar o restaurante los personajes piden o el camarero trae "la comanda". Siendo una expresión correcta para el pedido de un restaurante, no así en un bar, no es una palabra de uso común y tiene otros sinónimos que emplear sin caer en la repetición exasperante.

La trama policial de la novela habría dado para mucho más si el autor se hubiera centrado en ella y no se hubiera desviado hacia el libro de autoayuda. Una historia que llega, sin muchos tropiezos, a un final esperado. Y es que se nota que el Esteban Lezáun conoce la policía, sus modos de actuar y sus entresijos desde dentro.
Por más que me parezca que el método descrito es de lo más razonable y acertado para combatir la ansiedad y el estrés y mantener una vida saludable física y mentalmente cuando compré el libro lo hice guiada, además de por un título atractivo, por la combinación de "el suspense policíaco con la espiritualidad" (como se reseña en la página de la editorial). Sin embargo me encontré con una novela en la que falta mucho de lo primero y lo segundo abunda desviando la poca atención que mantuvieras en la trama.

Por todo ello, y sintiéndolo mucho, no es una lectura que recomiende.

En este enlace podéis leer el primer capítulo.


Ficha técnica:

Autor: Luis J.Esteban Lezáun
Plataforma editorial. Colección: Ficción
Formato: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-15750-45-1
Páginas: 384
Precio: 19.00 €



xxxxx Buena lectura

domingo, 19 de enero de 2014

Sorteo + lectura conjunta de "Clavos en el corazón"



Laky, de Libros que hay que leer y Tatty, de El universo de los libros, no nos quieren ver ociosas y organizan una lectura conjunta con un sorteo previo de 10 ejemplares, 5 por blog, de Clavos en el corazón, de Danielle Thiéry, todo un fenómeno editorial en Francia.
Y claro, como yo tengo mucho tiempo libro (irónico) voy y me apunto de cabeza porque es un título que me atrae mucho.

Si, como a mí, os tienta pasaos por sus blog, que os he dejado enlazados, y consultad las bases y plazos.

sábado, 18 de enero de 2014

El francotirador paciente, Arturo Pérez Reverte

Hacía tiempo que no leía a Arturo Pérez-Reverte, creo que desde El capitán Alatriste, serie que no llegué a terminar. Así que cuando oí un par de entrevistas suyas en la radio a propósito de su última novela, El francotirador paciente, decidí que había llegado el momento de retomarlo y lo incluí en mi carta a los Reyes Magos.



Reseña del editor:

Un encargo editorial pone a Alejandra Varela, especialista en arte urbano, tras la pista de Sniper, un reconocido artista del grafiti, promotor de acciones callejeras al límite de la legalidad -algunas de ellas con resultados fatales- del que casi nadie ha visto jamás el rostro ni conoce el paradero. La búsqueda conducirá a la protagonista de Madrid a Lisboa, y de ahí a Verona y Nápoles en su intento por descifrar cuál es el objetivo al que apunta la mira mortal del cazador solitario. El francotirador paciente es un thriller que apasiona, un formidable duelo de inteligencias, un juego al límite entre perseguidor y presa. Porque el tiempo no es lo más importante cuando quedan cuentas pendientes.
"El Destino es un cazador paciente. Ciertas casualidades están escritas de antemano, como francotiradores agazapados con un ojo en el visor y un dedo en el gatillo, esperando el momento idóneo. Y aquél, sin duda, lo era. Uno de tantos falsos azares planeados por ese Destino retorcido, irónico, aficionado a las bromas pesadas."


Mi lectura:

Y pasamos de un extremo a otro. Si en Crímenes exquisitos me sobraban páginas aquí me faltan. Bueno, no exactamente, también sobran algunas, ya que la historia es bastante plana, pero creo que hubiera dado más de sí y que algunos puntos hubieran merecido más desarrollo.

Alejandra Varela, Lex, recibe el encargo de localizar a Sniper, un afamado grafitero clandestino, por parte del propietario de una editorial especializada en catálogos y libros de arte. La idea es publicar un libro su obra y exponer alguno de sus trabajos. Tras la negociación acepta buscar a "el artista más famoso y más buscado" pero este "lleva casi dos años escondido, con la cabeza puesta a precio. Literalmente."
Con el lema de "si es legal no es grafiti" siempre a cuestas, Sniper se escurre de Lex. Casi nadie le ha visto, oculto tras un pasamontañas, y cuenta con gran número de admiradores que le ayudan a ocultarse. Su pista lleva a nuestra protagonista de Madrid a Lisboa, Verona y, finalmente, Nápoles donde la historia dará un giro inesperado.

Partiendo de la base de que no comparto la opinión de que la mayoría de los grafitis sean arte ni sus autores escritores sino que a la mayoría los veo más cercanos al vandalismo urbano, tenía curiosidad por ver el enfoque del autor y, la verdad, me atraía la historia. Arturo Pérez-Reverte es zorro viejo y sabe vender y venderse.

Se nota que el autor se ha documentado y, como dice en todas las entrevistas, ha "vivido" con los grafiteros pero parece que se ha trabajado más la documentación que la historia en sí. Y es que la novela está muy bien ambientada, en cada una de las ciudades en las que Lex busca a Snipper Pérez-Reverte nos pasea por sus calles, nos muestra sus grafitis, nos lleva a los ambientes marginales en los que viven estos jóvenes, nos describe sus tácticas de camuflaje y actuación y sus técnicas de dibujo. Ha hecho un gran trabajo de investigación. Pero el argumento y su desarrollo es más bien flojo.
Como protagonista Alejandra Varela es poco creible. Su voz femenina es poco convincente como tampoco convence su forma de actuar. La veo demasiado dura y curtida. Quizá para justificar su masculinización Pérez-Reverte la crea lesbiana.
La trama tampoco es redonda. Para ser un thiller le falta algo más de acción y mucho más de suspense. La acción se limita a recorrer media Europa tras la pista del grafitero y la descripción de alguna que otra "incursión" grafitera y el suspense al juego del escondite con giro al final de la historia. Pero este final, que me ha gustado y en mi opinión salva la historia, llega de forma bastante precipitada.
Por lo demás la novela está bien escrita, con diálogos cortos, descripciones escuetas pero certeras y en estilo cercano, como no podía ser de otra forma, pero a este autor, como al niño listo de la clase que sin esfuerzo aprueba el examen y su profesora le suspende porque sabe que puede dar más de sí, le pido más. Me esperaba más.

Lo mejor de la novela es el análisis que subyace en ella acerca del arte callejero, de la perversión del arte moderno con su mercantilización, de la implicación de las administraciones en este juego. Arturo Pérez-Reverte es un escritor comprometido y, en este sentido, sigue siéndolo en este novela.

En una entrevista dice: "... el mundo del grafiti callejero, aunque es marginal, aunque es vandálico y a veces linda con la guerrilla urbana, tiene una épica negra, retorcida, singular, pero muy interesante." Pues, por muchos códigos que imperen entre ellos, lealtad, amistad, solidaridad y compañerismo,... tras la lectura de El francotirador paciente mi visión de ellos no ha mejorado. Lo que sí ha empeorado es mi opinión de este autor que ha publicado una obra menor en vísperas navideñas, que para nada está a la altura de alguna de sus novelas. Parece que la haya entregado apresuradamente confiando en su oficio, que lo tiene y mucho, y esto es lo que le salva, por los pelos.

En este enlace podéis leer las primeras páginas.


Ficha técnica:

Editoral Alfaguara. Colección: Hispánica
Género: Novela
Páginas: 312
Publicación: 27/11/2013
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788420416496
Precio: 19,50 €; ebook: 9,99 €


xxxxx Buena lectura

viernes, 17 de enero de 2014

Sorteo

Laky, de Libros que hay que leer, está de cumpleaños. Su blog está a punto de hacer cuatro años y para celebrarlo nos trae el sorteo de nada más y nada menos que ocho ejemplares de El asesino de Pitágoras, de Marcos Chicot.



Si estáis interesadas en participar aquí podéis consultar las bases. Tenéis hasta el 26 de enero para apuntaros. Eso sí, el ganador se compromete a publicar la reseña del libro antes del 31 de marzo.

jueves, 16 de enero de 2014

Bridget Jones. Loca por él, Helen Fielding

A finales de noviembre, desde la Editorial Planeta, se pusieron en contacto conmigo proponiéndome la lectura de Bridget Jones. Loca por él, de Helen Fielding, así como ofreciéndome un ejemplar para sortear. He de reconocer que hasta ese momento no tenía noticias de esta tercera entrega y acepté de inmediato pues la protagonista me parece un personaje del todo entrañable y tenía curiosidad por ver cómo la autora continuaba la serie.



Sinopsis:

¿Qué haces cuando tu amiga cumple sesenta años el mismo día que tu novio celebra los treinta?
¿Está mal mentir sobre tu edad en una web de citas?
¿Es moralmente incorrecto ir a la peluquería cuando tus hijos tienen piojos?
¿Es normal ir perdiendo seguidores cuanto más tuiteas?
¿Es lo mismo irse a la cama con alguien después de dos citas y seis semanas de sms que casarse después de dos citas y seis semanas intercambiando cartas, como en la época de Jane Austen?

Su vida ha cambiado, pero ella sigue siendo la misma: caótica, divertida, entrañable, loca, siempre a dieta.... En esta nueva entrega, _Bridget Jones. Loca por él_, la patosa treintañera es una cincuentona viuda y con dos hijos que se lamenta de los horrores de la vida moderna: es adicta a Twitter pero no tiene seguidores, no consigue entrar en los pantalones de pitillo que todo el mundo lleva... ¡Pero sigue escribiendo un diario! Además, se ha enamorado de un joven treintañero al que ha conocido por Internet.


Mi lectura:

¿Quién no sabe quién es Bridget Jones? Ya sea por haber leído alguna de las entregas anteriores o por haber visto las películas basadas en ellos en las que Renée Zellweger pone rostro y cuerpo a esa mujer llena de complejos y que hace un drama de cualquier cosa, rodeada de unos amigos de lo más... ¿excéntrico?, pero que es adorable y con la que todas nos hemos reído, e incluso identificado en algunas situaciones.
Pues después de El diario de Bridget Jones y Bridget Jones. Sobreviviré nos llega Bridget Jones. Loca por él.
Como dije, llegué a este libro a propuesta de la editorial Planeta y antes de meterme de lleno en su lectura eché un vistazo a alguna que otra reseña. Me encontré de todo, positivas y negativas, desde lectoras a las que les había encantado a otras que pensaban que mejor no haberlo leído para no romper la magia y el buen sabor que les había dejado la segunda entrega. Así que pasé el borrador mental y decidí comenzarlo sin ninguna idea preconcebida. ¿Mis impresiones? Sinceramente, ni lo uno ni lo otro, una postura intermedia.

Bridget Jones tiene 51 años, dos niños pequeños y lleva cinco años viuda. Sí, chicas, ¡Mark ha muerto! A pesar del tiempo que ha pasado ya desde su muerte ella aún no ha logrado salir totalmente del pozo. Ha vuelto a engordar, y no ha trabajado ni salido con nadie desde entonces. Su vida se limita al cuidado de sus pequeños. Sus amigos consideran que ya es hora de levantar cabeza y la animan a buscar trabajo y conocer gente nueva, es decir, hombres. Esto, en nuestra Bridget, cómo no, se convierte en una obsesión. Decide ponerse a dieta, entra en el mundo de las redes sociales (ahora ya no solo cuenta calorías, también cuenta seguidores) y las páginas de contactos y escribe un guión para una película.

"7.06. Me acabo de acordar de que tengo Twitter. Me siento orgullosa como un pavo real. Formo parte de una gran revolución social y juvenil. Lo que pasó ayer es que no le di tiempo suficiente. Puede que a lo largo de la noche hayan aparecido miles de seguidores. ¡Millones! Me habré extendido como un virus. ¡¡Me muero de ganas de cuántos seguidores han aparecido!!
7.10. Ah.
7.11. Sigo sin seguidores."

En Twitter conoce a Roxster, un joven de 29 años, con quien comienza una relación que ambos saben no va a ninguna parte pero que no impide a nuestra protagonista obsesionarse con los mil detalles que van surgiendo.


Lo mejor de la novela son sus protagonistas: tiernos, alocados y divertidos, envueltos en situaciones disparatadas a veces y de lo más cotidiano otras. Pero, estando Bridget de por medio, hasta en lo más rutinario puede surgir el desastre. La lectura me ha arrancado un montón de sonrisas y alguna que otra carcajada.
El estilo de Helen Fielding es sencillo y divertido. En mi opinión, sigue funcionando.
Y, aunque está planteado como una novela ligera repleta de escenas hilarantes, aborda temas más serios como el dolor y el vacío que deja la pérdida del ser amado, el paso del tiempo, el darse cuenta de que se está envejeciendo (más difícil aún para una mujer) o las dudas como padres (madre en este caso) de si estaremos dando una buena educación a los hijos o creándoles un trauma.

Lo peor es que la historia es repetitiva. Bridget sigue siendo... Bridget. Y no se aporta nada nuevo a no ser nuevos escenarios en los que nuestra protagonista puede hacerse un lío: el colegio, el parque,... Si es que a veces sus hijos muestran un comportamiento más maduro que su propia madre. Por lo demás parece que para levantar cabeza necesita un hombre completamente entregado a su lado y cada vez que se enamora sufre una regresión a la adolescencia.
En algún sitio leí que los editores aseguraban que daría voz a las madres más maduras. No creo que estas madres estén muy de acuerdo con esa voz que pretenden darles.
Desde luego no me esperaba que Bridget madurase y se comportase como lo que es: una mujer hecha y derecha, que ha pasado de los cincuenta y tiene dos hijos pequeños a los que cuidar, pero sí algo.

Concluyendo, es una novela divertida, aunque con un poso más triste y reflexivo que las anteriores. Un chick-lit con el que pasar un buen rato. Si no has leído ninguna de las entregas anteriores puedes acercarte a esta Bridget más mayor sin problema, se entra bien en la historia. Si lo has hecho seguro que no quieres perderte la continuación.
Lo que tengo claro es que, tanto si te gusta el giro que Helen Fielding le ha dado a su personaje como si no, te divertirás con la lectura.


Ficha técnica:

Editorial Planeta. Colección: Planeta Internacional,
Fecha de publicación: 12/11/2013
Presentación: Rústica con solapas
Traductor: María José Díez Pérez
480 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-12165-7
Precio: 19,90 €; electrónico: 12,99 €

En este enlace podéis leer un fragmento.

Muchas gracias a la Editorial Planeta por el ejemplar.



xxxxx Buena lectura

miércoles, 15 de enero de 2014

Sorteos

Francisco, de Un lector indiscreto, sortea 3 ejemplares de Una mansión en Praga, de Rocío Castillo. Si os interesa, tenéis hasta el 29 de enero para apuntaros.


Enzo, de Liberty Café, sortea un ejemplar de Que el tiempo nos encuentre, de Teresa Viejo. En este caso el plazo termina el 31 de enero.


Reto Autores de la A a la Z

No pensaba apuntarme a más retos este año pero Marisa (Books & Co.), Pedro (El Búho entre libros), Laky (Libros que hay que leer) y Libros en el petate se han unido en la organización de la II edición de Autores de la A a la Z y así es imposible negarse. Así que me embarqué.


En cualquiera de los cuatro blogs organizadores, que os he dejado enlazados, podéis consultar las bases.

A.- Allende, Isabel - El juego de Ripper
      Árbol, Víctor del - El peso de los muertos
      Arteaga, Almudena de -La Beltraneja. El pecado oculto de Isabel la Católica
B.- BedwyR, Joshua - En un mundo azul oscuro
      Benavent, Elísabet - En los zapatos de Valeria
      Barro, Eva - Un álamo en otoño
C.- Coyote, Leo - Un buen invierno para Garrapata
      Connolly, John - Todo lo que muere
      Connolly, John .- El poder de las tinieblas
      Connolly, John - Perfil asesino
      Cerdán, Claudio - Un mundo peor
      Cruz, J. G. de la - Diario íntimo de la ingenua Marilín
      Connolly, John - El camino blanco   
      Connolly, John - Más allá del espejo
      Connolly, John - El ángel negro
(CH).-
D.-
E.- Estaban Lezáun, Luis J. .- El inspector que ordeñaba vacas
      Esparza, José Javier .- El reino del norte
F.- Fielding, Helen .- Bridget Jones. Loca por él
      Fernández, Empar .- La mujer que no bajó del avión
G.- Garrido, Vicente y Abarca, Nieves .- Crímenes exquisitos
      Galimberti Prince, Francesca .- Mátame
      Gràcia Mercadé, Carla .- Siete días de Gracia
      G. García, Alicia - Y, por fin, el silencio
      Grandes, Almudena - Inés y la alegría
      Giesbert, Franz-Olivier .- La cocinera de Himmler
      Grandes, Almudena .- El lector de Julio Verne
H.- Huerta, Màxim .- La noche soñada
I.-
J.-
K.- Katzenbach, John - El psicoanalista
L.- López Barrio, Cristina - El cielo en un infierno cabe
(LL).-
M.- McKeena, Cristina .- El hombre en el olvido
       Mankell, Henning .- Los perros de Riga
       Maxwell, Megan .- Adivina quién soy esta noche
N.- Navarro, Esteban .- La noche de los peones
(Ñ).-
O.- Ovies, Sandra.- El espejo azul
P.- Perez-Reverte, Arturo .- El francotirador paciente
      Pen, Paul .- El brillo de las luciérnagas
      Pen, Paul .- El aviso
      Paul, Christophe .- La confesión de Constanza
Q.-
R.- Redondo, Dolores .- Legado en los huesos
S.- Sánchez Adalid, Jesús .- Treinta doblones de oro
      Sánchez, Clara .- El cielo ha vuelto
      Silva, Lorenzo .- Los cuerpos extraños
T.- Thiéry, Daniele .- Clavos en el corazón
      Thilliez, Franck - El ángel rojo
      Tartt, Donna - El jilguero
U.-
V.- Vigne, George de .- Por el camino de los mayas
      Verdon, John .- Sé lo que estás pensando
W.-
(X).-
(Y).- Yaakunah, Eli .- La mujer que desató el mayor escándalo sexual de todos los tiempos
Z.- Zander, Joakim .- El nadador


martes, 14 de enero de 2014

En mi buzón # 2

Este mes, como supongo os pasará a todos los amantes de la lectura, es de los mejores en cuanto a entrada de libros en mi casa. Además de los títulos que incluyo en mi carta a los Reyes Magos siempre llega alguno más ya que los familiares y amigos más allegados saben que regalándome un libro siempre aciertan.
Este año me he portado bien así que han sido muy espléndidos. Me han regalado:

El inspector que ordeñaba vacas, de Luis J.Esteban Lezáun. "Una novela que combina el suspense policíaco con la espiritualidad" aunque, una vez leída, he de decir que hay más de lo segundo que de lo primero. En breve publicaré la reseña.


El francotirador paciente, de Arturo Pérez-Reverte, también leído ya y pendiente de escribir la reseña.


El juego de Ripper, de Isabel Allende, estoy deseando ver cómo se acerca esta autora al suspense, cómo combinan el realismo mágico y el género policíaco.


Treinta doblones de oro, de Jesús Sánchez Adalid, una novela histórica ambientada en la Sevilla del siglo XVII.


Y, por último, pero no menos importante sino todo lo contrario, La saga/fuga de J.B., del gran Gonzalo Torrente Ballester, un autor que me encanta.


Por problemas con la cámara no puedo hacer la foto de grupo pero no importa. Están en mi estantería. Unos ya leídos y otros a la espera. Ya os contaré.

¿Y vosotras? ¿Habéis sido buenas? ¿Qué os han regalado?

xxxxx Buena lectura

domingo, 12 de enero de 2014

Legado en los huesos, Dolores Redondo

Después de leer El guardián invisible, primera entrega de la trilogía del Batzán publicada en enero de 2013, tenía ganas de saber cómo continuaría la historia. Dolores Redondo no nos ha hecho esperar demasiado y la segunda parte, Legado en los huesos, está ya en las librerías desde el pasado noviembre. Desde ese mismo mes estaba también en mi casa esperando turno para que lo leyera, turno que le llegó las pasadas navidades. Si os gustó el primero este os gustará también incluso puede que más aún. Pero si no os convenció este tampoco lo hará ya que los ingredientes son los mismos.



Sinopsis:

El juicio contra el padrastro de la joven Johana Márquez está a punto de comenzar. A él asiste una embarazada Amaia Salazar, la inspectora de la Policía Foral que un año atrás había resuelto los crímenes del llamado basajaun, que sembraron de terror el valle del Baztán. Amaia también había reunido las pruebas inculpatorias contra Jasón Medina, que imitando el modus operandi del basajaun había asesinado, violado y mutilado a Johana, la adolescente hija de su mujer. De pronto, el juez anuncia que el juicio debe cancelarse: el acusado acaba de suicidarse en los baños del juzgado. Ante la expectación y el enfado que la noticia provoca entre los asistentes, Amaia es reclamada por la policía: el acusado ha dejado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje: «Tarttalo». Esa sola palabra que remite al personaje fabuloso del imaginario popular vasco destapará una trama terrorífica que envuelve a la inspectora hasta un trepidante final.


Mi lectura:

Dolores Redondo abrió con éxito la trilogía del Baztán con El guardián invisible. Para enlazar este título con el siguiente y que forme parte de un todo la autora nos presenta a una protagonista, Amaia Salazar, inspectora de la Policía Foral rodeada de misterio, no sólo el de descubrir a un asesino sino también en su vida personal. Así, Amaia sufrió una infancia de total ausencia de amor por parte de su madre en la que vivió incidentes (no voy a desvelar nada por si alguien no ha leído la primera entrega) que aún hoy en día pueblan sus sueños de pesadillas.
Dejamos al asesino de adolescentes descubierto y, en Legado en los huesos, seguimos la historia avanzando pocos meses en el tiempo. Amaia está embarazada, a punto de dar a luz. Su estado, aún siendo deseado y buscado durante mucho tiempo, la llena de angustia y temor a no ser una buena madre, a llevar algo de su propia madre dentro de sí.
Otro hecho enlaza ambas entregas. El juicio de Jason Medina, detenido por Amaia en la primera por haber violado y asesinado a su hijastra y al que esta asiste, se ve interrumpido por el suicidio del acusado. Jason deja una nota para la inspectora con una sola palabra: Tarttalo. De esta manera Amaia se verá involucrada en un caso, interrumpido por la baja maternal, que la llevará a descubrir nuevos casos con el mismo mensaje dejado por el suicida tras asesinar a una mujer. Esta vez se enfrenta a un asesino en serie inductor con distintas manos ejecutoras.

¿Podemos leer el segundo libro de la trilogía sin haber leído el primero? Sí, pero no lo recomiendo.  Ambos títulos están muy entrelazados. De hecho en algunos pasajes he tenido que hacer un esfuerzo de memoria para refrescar algún hecho. Además nos perderíamos una parte de la historia vital de los protagonistas, como la relación entre Amaia y su familia, y del origen de la historia sobrenatural anclada en las creencias tradicionales de la zona que rodea a nuestra inspectora.

Pero no sólo eso. Una y otra entregas presentan muchos elementos comunes.
Por un lado ambas están ambientadas en el valle del Baztán. Si bien Amaia reside con su marido en Pamplona y trabaja allí las investigaciones de las dos entregas la llevan a desplazarse al pueblo donde nació y con el que guarda una relación ambivalente. El paisaje y el clima del valle, las tradiciones y el folclore están muy presentes a lo largo de las novelas de manera que los elementos más fantásticos o sobrenaturales, presentes también en ambas, se integran sin chirriar en el ambiente recreado por Dolores Redondo.
Otro elemento común es la importancia de las mujeres en ambos episodios. Si bien en el segundo el escultor marido de Amaia tiene más peso es siempre como apoyo a su mujer. Desde la protagonista, pasando por su tía y hermanas, las víctimas, y, como no su madre, el peso de la novela recae del lado femenino.

Un personaje inquietante, y que merece un inciso, es la madre de Amaia. Si en El guardián invisible estaba presente como una sombra de terror de su pasado, en esta ocasión es un personaje que cobra mucha más importancia y protagonismo. Conoceremos, a la vez que Amaia, el deterioro mental que fue sufriendo y su extraño comportamiento. Sin embargo a mí me resultó demasiado histriónico, más parecía un personaje de una película de terror.

En líneas generales Legado en los huesos me gustó con algunos peros. Me pareció mejor escrito y construido que la primera parte. Sin embargo la trama policial tiene demasiadas coincidencias con El guardián invisible. ¿Otro asesino en serie? ¿en la misma zona? ¿otra vez se identifica con un personaje de la mitología vasca? ¿otra vez todas las víctimas son mujeres?
Por otro lado el personaje de Amaia es atractivo. Las relaciones familiares que la autora ha construido a su alrededor son muy interesantes y esa sensación de que no te lo están contando todo y quieres saber más es la que me enganchó.
Me decepción bastante el final, precipitado y sin mucha gracia, en lo que coincide también con la primera parte.

En fin, que leeré la tercera entrega (uf, esa madre...) pero que me lo pensaré muy mucho antes de meterme con otra trilogía, de las que ya empiezo a estar un poquito harta.

En este enlace podéis leer los dos primeros capítulos.

Ficha técnica:

Ediciones Destino. Colección: Áncora & Delfin
Presentación: Rústica con solapas
Fecha de publicación: 19/11/2013
560 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-233-4745-2
Precio: 18.50 €; electrónico: 12.99 €


xxxxx Buena lectura

viernes, 10 de enero de 2014

Crímenes exquisitos, Vicente Garrido y Nieves Abarca

A finales de noviembre David, de Cruce de Caminos, propuso la lectura conjunta de Crímenes exquisitos, de Vicente Garrido y Nieves Abarca, a realizar a partir del 2 de diciembre. Como a casi todas las iniciativas que propone me apunté ya que tenemos gustos similares. Era una lectura que ya tenía en el punto de mira y qué mejor empujón que este para ponerme con ella de una vez. Sin embargo, esta vez no hemos coincidido ya que a él le gustó mucho y yo tuve que aparcarla, incumpliendo mi compromiso, porque no estaba disfrutando con su lectura. Durante las navidades mi pepito grillo interior me decía que no podía dejar la novela a medias, que tenía que terminarla, máxime cuando me había apuntado a su lectura. Así que para acallarlo la retomé y acabé aunque no es hasta ahora cuando encuentro un hueco para escribir la reseña.



Sinopsis:

El cuerpo de Lidia Naveira, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais.
¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la Abadía de Whitby?
La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminólogo Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres.
Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.


Mi lectura:

Está claro que un libro tiene tantas lecturas como lectores se acerquen a sus páginas y que no todos coincidimos en gustos. En este caso, por lo que he ido viendo en otros blogs, soy la excepción ya que había leído buenas reseñas de Crímenes exquisitos y, como dije antes, tenía ganas de leerla. Sin embargo su extensión, 800 páginas, me echaban para atrás. Gracias al empujón de David me puse con ella y confieso que me decepcionó mucho.

Me vais a permitir, antes de entrar en la reseña propiamente dicha, una pequeña reflexión: ¿Compramos los libros al peso? Si vamos a pagar alrededor de 20 euros por una novela ¿compramos aquella que más páginas tenga, la que más nos dure, la que más ocupe en la estantería o en el lector? Mi respuesta es un rotundo no. Leo para disfrutar de la lectura. Me gusta leer historias interesantes, del género que sean, y bien escritas. No me gustan las páginas de relleno que no aportan nada al desarrollo de la novela o las tramas que se complican demasiado, rizando un rizo ya rizado en una espiral sin sentido. No estoy de acuerdo con rellenar páginas y más páginas, cosa que se está extendiendo, con tal de aumentar el volumen. Pues este es el problema que, en mi opinión tiene Crímenes exquisitos que, ahora sí, paso a comentaros.

Con el asesinato de Lidia Naveiro, hija menor de un importante empresario coruñés, se abre una investigación que se prevé larga y complicada, no sólo por la escenificación creada con y alrededor del cadáver, recreando el cuadro de Ofelia de John Everett Millais, sino por las implicaciones sociales. Al frente de la misma está la inspectora Valentina Negro, una mujer joven, fuerte y con una prometedora carrera. Lo que ella no imaginaba (pero nosotros sí pues el inicio de la novela está narrado alternando estos dos escenarios y momentos temporales, lo cual descoloca un poco) es que este caso está relacionado con otro ocurrido en Inglaterra el año pasado en el que se recreaba la muerte de un vampiro según la obra de Stoker. ¿Estamos ante un extraño asesino en serie que actúa en dos países? Valentina no trabajará sola en este caso. Además de con su equipo contará con la desinteresada ayuda de Javier Sanjuán, un famoso criminólogo, que no dudará en acompañarla a lo largo de una investigación con más ramificaciones de las inicialmente previstas. Pero ellos pueden con todo.

Tras un buen arranque enseguida te das cuenta de que el argumento está lleno de tópicos. Sí, ya sé que este género es uno de los más proclives a ello, pero no hacía falta meterlos todos en el mismo libro. Inspectora (mujer) joven y fuerte pero que arrastra problemas familiares, criminólogo (hombre) mayor que ella y presto en su ayuda y rescate, tensión sexual entre ellos (no voy a desvelar si resuelta o no), asesino inteligente y con trauma infantil, mafias, corrupción política, tráfico de drogas, de antigüedades y de obras de arte, prostitución, abuso de menores, sadomasoquismo, giros y más giros de la trama, desenlace y culpable inesperados,... y, para más inri, un final abierto que me terminó de matar. ¿Os parecen demasiados? A mí también. Pero es que para rellenar 800 páginas...

Los personajes son lo mejor de la novela, sobre todo los malos. Se nota el oficio de los autores ya que todos y cada uno de ellos están perfectamente definidos y perfilados de manera que en ocasiones puedes sentir verdadera ansiedad, miedo, repulsa o cercanía (las menos) en función del protagonista del pasaje que estés leyendo o saltar de un sentimiento a otro en un carrusel de emociones que es el punto fuerte de la novela, lo que la sostiene y hace que no la dejes de lado.
El fallo es que la protagonista, con la que se supone que tienes que conectar, es tan doña Perfecta que yo, al menos, no lo he conseguido. Es guapísima pero no es consciente de ello, policía, licenciada y con máster, buena en su trabajo, hace de madre para su hermano adolescente, ayuda a su padre en silla de ruedas,...

La prosa es buena y el ritmo ágil si no fuera por lo extenso y las ramificaciones. No nos ahorran detalles en escenas duras de sexo o violencia, cosa que no me molesta sino que creo que la historia lo pedía.

En resumen, creo que han sido demasiados mimbres para este cesto. La investigación se amplía y enreda en otras tramas que desvían la atención de la original y la historia se vuelve pesada y larga. Con menos se habría logrado mucho más porque los personajes son muy buenos.

En este enlace podéis leer un fragmento de la novela.


Ficha técnica:

Editorial Versátil
Fecha de publicación: 23 de enero 2012
Temática: Thriller; Colección: OFF-VERSÁTIL
Páginas: 800
Encuadernación: rústica solapas
ISBN: 978-84-92929-52-8
PVP: 22 €


xxxxx Buena lectura