miércoles, 9 de marzo de 2016

Próximas lecturas

Tengo el blog bastante abandonado. Falta de tiempo y, últimamente, lecturas decepcionantes no me animan mucho a reseñar.
Buscando algo distinto que leer a lo que llena mi libro electrónico o al montón de pendientes de mi estantería, que no me apetecía nada, de camino al trabajo entré en la biblioteca y salí con Hombres desnudos, de Alicia Giménez Bartlett y último Premio Planeta; y con Suicidio perfecto, de Petros Márkaris, tercera entrega de Kostas Jaritos.




No sé si es el mes y medio que llevamos de frío y lluvia, que realmente no he escogido bien mis lecturas o que algunas llevan tanto tiempo esperando en pendientes que ya no me apetecen. El caso es que antes de entrar en fase aburrimiento decidí aplicarme el tratamiento biblioteca que suele funcionarme.
De Giménez Bartlett me leí la colección completa de Petra Delicado y aunque mi relación con el Planeta no es muy buena decidí probar.
De Márkaris leí las dos primeras entregas de esta serie. Me gusta su descripción de la sociedad griega y Jaritos me parece un acierto.

Ya os contaré...

6 comentarios:

  1. Espero que disfrutes con tus lecturas!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya nos contarás, no he leído ninguno de los dos
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si quieres una lectura refrescante pasate por esta. Me lleve una grata sorpresa y estoy deseando leer mas novelas de esta autora http://www.amazon.es/En-busca-Adam-Slow-Death-ebook/dp/B01DIF786C/ref=zg_bs_1335569031_7

    ResponderEliminar
  4. Ya nos dirás qué te parecen. Los conozco, pero no los he leído. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Y no has hecho reseña de Markaris?? Yo he leído toda la serie Jaritos y no me ha defraudado, más bien al contrario.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Para mi la biblioteca es el lugar perfecto para llevarte libros a casa. Es raro no tener alguno a medio, libros que desplazan a los que esperan en mi estantería. Durante muchos años ha sido la única forma de tener suficientes lecturas para mi ritmo lector y sigue siendo especial, aunque ahora, afortunadamente, si que puedo permitirme comprar los libros que leo, también porque leo menos :). Besos.

    ResponderEliminar