lunes, 8 de septiembre de 2014

El mundo de afuera, Jorge Franco Ramos

Estos elogios hacia Jorge Franco Ramos de parte de autores como Gabriel García Márquez:
 «Este es uno de los autores colombianos a quien me gustaría pasarle mi antorcha.»
o Almudena Grandes:
«Pocos novelistas que escriben en mi lengua me producen tanta admiración como Jorge Franco.»
entre otros, despertaron en mí la curiosidad por un autor del que nada había leído hasta ahora. El que haya recibido el Premio Alfaguara de novela 2014 no hizo más que ahondar en ella y, puesto remedio, estas son mis impresiones sobre El mundo de afuera.




Sinopsis:

El mundo de afuera transcurre en Medellín. Una especie de castillo se atisba en las frondosas afueras y de una puerta sale corriendo una niña rubia. Unos ojos miran cautivados esa presencia insólita y la niña se pierde en el bosque.

En 1971, el padre de esa niña, don Diego, ha sido secuestrado. El Mono es el cabecilla de los maleantes, cuya intención es pedir un rescate millonario a la familia. El Mono tiene otras razones que las económicas para secuestrar a don Diego: la obsesión amorosa por la hija de este, Isolda, una princesa rubia a quien el padre, amante de la ópera de Wagner, mantiene encerrada en el “castillo” para preservar su pureza y evitar el contagio con el mundo sucio que les rodea. Don Diego es germanófilo y se ha casado con Dita, una mujer alemana que dejó el Berlín nazi para vivir en la copia del castillo de La Rochefoucauld que su marido ha levantado en Medellín. Desde muy pequeña, Isolda ha tomado la costumbre de escapar al bosque, donde antes jugaba con conejos fantásticos que le tejían peinados, mientras el Mono la admiraba encaramado en los árboles.

Una breve y hasta cierto punto sencilla novela sobre el amor y la muerte, poética y detallista, con un sobresaliente manejo de la tensión, y que, incorporando técnicas cinematográficas como el flashback y la narración paralela, también bebe de fuentes como el cuento folclórico o la crónica de sucesos.


Mi lectura:

Tomando como base la historia real de Diego Echavarría Misas, Jorge Franco Ramos novela con acierto el episodio de su secuestro a manos de el Mono Riascos, jefe de una banda de delincuentes de medio pelo, que tuvo lugar en 1971.
De este hecho parte El mundo de afuera para después reconstruir la biografía de don Diego empleando el recurso del flash-back. Iremos conociendo paralelamente su historia personal por un lado, su estancia en Europa donde conoció a Benedikta, con la compartió su vida y tuvo a su hija Isolda, y su secuestro por otro. Ambos hilos son igual de interesantes y la alternancia de uno y otro se hace a buen ritmo, manteniendo la intriga y la tensión de la trama principal.

Recogidas en la novela quedan el amor por la ciudad de Medellín de ambos, del autor y del protagonista de la historia, a la que ha llegado la droga y la delincuencia. Un lugar inseguro y violento que todos recordamos por el cártel liderado por Escobar donde quedan patentes las grandes diferencias entre ricos y pobres.

También queda bien plasmada la personalidad de Diego Echavarría, don Diego, su educación europea, su gusto por la música clásica y su amor por Benedikta, para la que construye su castillo. En él crecerá su hija Isolda criada como una princesa encerrada en su torre, ansiando conocer el mundo de afuera del que su padre la quiere preservar.
Igual de interesante es el personaje de su secuestrador, apodado el Mono. De origen humilde y sin más oficio que el de robar planea y lleva a cabo un secuestro que desde bien pronto no va como pensaba. Pobre en una sociedad que valora el dinero, homosexual en un ambiente machista y homófobo, Franco Ramos construye un personaje muy jugoso, contrapunto del culto, educado y rico don Diego.




La prosa de Franco Ramos es muy visual y la estructura de la novela daría para una película, no sé si de Tarantino como apunta Sergio Vila-Sanjuán, pero sí tiene un punto. Quizás se podría decir que en algunos momentos es demasiado cinematográfica y ese ritmo le impide desarrollar lo suficiente algunos cabos o personajes secundarios.
Me ha encantado el vocabulario empleado, lleno de voces colombianas, y cómo estas varían en función del protagonista.

Y, sin embargo, pese a todo lo anterior, la novela no termina de ser redonda. Los personajes, bien construidos de inicio quedan, en mi opinión, sin explotar del todo. La historia de don Diego, bien desarrollada durante la narración, se interrumpe sin desenlace. Un narrador-observador del que esperaba algún tipo de participación queda confusamente en el aire. Todos estos detalles hacen que me haya quedado con la impresión de obra inconclusa o cerrada precipitadamente.

Resumiendo, una buena historia, bien contada, con unos personajes interesantes y bien perfilados, en la que se mezclan tintes de realismo mágico con otros más negros, personajes de cuentos de hadas con otros de la crónica colombiana, pero de la que no me ha gustado su cierre.


En este enlace se pueden leer las primeras páginas de la novela.


Ficha técnica: 

El mundo de afuera
Jorge Franco Ramos
Editorial Alfaguara
312 páginas
Fecha de publicación: 21/05/2014 
ISBN: 9788420416335
Precio 18 €
E-ISBN: 9788420417561
Precio: 9,99 €

6 comentarios:

  1. No pinta mal, si se cruza en mi camino la leeré.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Desde luego viene bien avalado con las palabras de Gabo y Almudena Grandes. Así que después de leer esa introducción ya estaba casi con el "sí" a ciegas, pero luego según te fui leyendo, no lo he visto tan claro, no por lo que cuentas, porque te ha gustado el libro, pese a ese cierre, es por la historia que cuenta, que no es de las que me apetece leer. Pero me llevo al autor y voy a investigar qué más tiene por ahí, seguro que en otra historia que cuente me animo.

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  3. Ni conocía al autor. Y qué pena que al final no haya sabido rematar bien el libro. Pero tiene muchos aspectos que hacen que quiera leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. La portada, desde la primera vez que la vi, me parece muy sugerente.
    Pero que el cierre de la novela no guste mucho (o poco, o nada), me echa para atrás, así que estoy indecisa sobre si leerla o no.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La verdad que lo cogí con muchísimas ganas. Me enamoré de la cubierta y me lancé de cabeza a su lectura que me dejó un sabor agridulce, de no haberlo terminado de disfrutar
    Es de los que sé que releeré
    Besos

    ResponderEliminar