miércoles, 4 de junio de 2014

El peso de los muertos, Víctor del Árbol

Mientras espero a hacer el próximo pedido de libros, en el que estará Un millón de gotas, me doy cuenta de que tengo en la estantería El peso de los muertos, la primera novela que publicó Víctor del Árbol, desde que allá por diciembre ganara un premio en el blog Cruce de Caminos, canjeable por libros en la librería Somnegra. Demasiado por leer, y a veces me pasan estas cosas...



Sinopsis:

Esta es una historia sobre la memoria y sobre el modo en que construimos el pasado según nos conviene.
Noviembre 1945: Nahum Márquez va a morir en el patíbulo. Noviembre 1975: Lucía regresa a Barcelona desde el exilio con las cenizas de su padre y con los fantasmas que la esclavizan. Franco agoniza, y con él una España que encarna el comisario Ulises, dispuesto a una última batalla con su propia decrepitud, a manos de una España emergente, la de Gilda y sus amigos que nada le deben al pasado excepto, quizá, una pátina de romanticismo. El encuentro entre Lucía y el comisario, temido pero inevitable, enfrentará dos mundos, el de los vivos y el de los muertos que viven a lomos de estos. Durante treinta años cada personaje que tuvo que ver en la muerte de Nahum Márquez ha inventado sus propios recuerdos de cómo fue aquella historia de amor y tormento. Es una ficción que les permite vivir más allá de lo que realmente ocurrió y que les pone a salvo del dolor y de su propia responsabilidad. Pero Lucía está cansada de huir y de mentirse. Ya no puede con el peso de los muertos. Quiere la verdad, pero la verdad es como un espejo lanzado contra el suelo: rompe la realidad en mil pedazos. Y los demás no están dispuestos a permitirlo. No pueden hacerlo porque eso sería aceptar lo inaceptable: que durante treinta años han vivido una mentira sin darse cuenta de que el Mundo ha pasado de largo y los ha dejado en el andén. Y si una muerte se cubre con otra muerte, el silencio se convierte en el mejor de los pasados.


Mi lectura:

Tras leer Respirar por la herida y La tristeza del samurai en 2013, Víctor del Árbol fue para mí el descubrimiento del año y esos dos títulos están entre los mejores que leí. Mientras espero por Un millón de gotas os traigo la reseña de su primera novela, El peso de los muertos, primera publicada que no escrita ya que hay otra anterior por ahí en algún cajón.

El peso de los muertos ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 y es una de las mejores primeras novelas de un autor que he leído nunca. Sí, tiene algunos fallos, pero es tal la fuerza de la historia y, sobre todo, de los personajes que se le perdonan. Sí, puede que no sea del todo objetiva, me encanta Víctor del Árbol, creo que es un gran escritor y contador de historias que sabe transmitir sin recurrir a artificios ni engaños.
Sus novelas son una mezcla de géneros. Son novelas negras sin necesidad de echar mano a los manidos asesinos en serie, a las carnicerías varias ni a los mediocres policías nórdicos con insulsas vidas privadas. Sus protagonistas están marcados por la tragedia, sus mujeres son fuertes, actúan, no son mero atrezzo o comparsa para sus compañeros masculinos, nadie es completamente bueno o completamente malo, todos tienen matices, y a todos les persigue el pasado. Y en ese pasado del Árbol se documenta y consigue una gran recreación sumando al conjunto su parcela de novela histórica con un resultado siempre sobresaliente.

En El peso de los muertos ese pasado se remonta a la posguerra. En noviembre de 1945 Nahum Márquez es ejecutado por el asesinato de la mujer del General Quiroga.
Treinta años después, en noviembre de 1975, mientras Franco agoniza, Lucía regresa a una España de la que huyó hace veinte años dejando atrás un secreto que ni siquiera ha compartido con su marido. Una España que no es la misma pero que tampoco es tan distinta para ella y en la que sigue viviendo el moro Ulises, veterano de la Guerra de África y torturador de la brigada político-social. Su encuentro es peligroso para ella pero inevitable si vuelve. Sin embargo decide hacerlo, está cansada de huir y quiere enfrentarse al pasado. Como a todos los que estuvieron involucrados en la muerte de Nahum le pesan los muertos y es hora de descubrir las cartas y superar secretos y silencios.

"Una muerte trae una vida, un final trae un principio."
"Los cobardes mueren muchas veces antes de su propia muerte."
"Lo probable y lo increíble son cabos de la misma cuerda. Si los juntas, resulta lo inevitable."

Ambientada en Barcelona Víctor de Árbol nos transporta a lugares cercanos y situaciones creíbles que pudieron ocurrirle a cualquiera. De esta manera sentimos nuestro el argumento. No es Estados Unidos, no es un país nórdico, es el período más terrible y cruel de la historia reciente de España. Y en ella se mueven unos personajes más o menos afortunados por las circunstancias que luchan por sobrevivir y que son capaces de lo mejor y de lo peor. Porque en las novelas de Víctor no hay buenos enfrentados a malos, no hay final feliz ni justicia poética. Todos tienen varias caras y un pasado que les pesa.

Como el propio autor decía en una entrevista:

"Yo creo que nadie es inocente. Creo que todo el mundo tiene algo que hacerse perdonar.  Yo no escribo con moralina. No es una cuestión de buenos y malos. No se trata de que al final tenga que haber una redención. Por eso la gente que busca el final feliz en mis novelas no lo va a encontrar."

Así que ya sabéis, no busquéis ese final feliz que no lo encontraréis. Lo que sí vais a encontrar es una gran novela en cualquiera de las que ha publicado, incluida esta.


Ficha técnica:

Editorial Castalia
Colección: Albatros
Año: 2006
Idioma: Castellano
ISBN: 9788497401883
Páginas: 392
Dimensiones: 13x21 cm
Precio: 15.05 €



xxxxx Buena lectura

10 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer a este escritor, espero estrenarme con Respirar por la herida, esta también pinta bien, que digo todas!Besotes

    ResponderEliminar
  2. Conocía los otros títulos del autor aunque aún no he leído ninguno pero también me voy a anotar este que tiene buena pinta
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que grande. Pues ya verás como vas a disfrutar con Un millón de gotas. Ya también la tengo pendiente: imperdonable por mi parte, pero el trabajo y algunos compromisos aprientan.

    ResponderEliminar
  4. este no me llama nada en absoluto, sería de esos libros que si me leo es porque caen en mis manos pero no porque yo lo comprara directamente jejee

    ResponderEliminar
  5. No habia leido ninguna reseña de este libro pero como en todas las obras del autor veo que gustan. Compre este mes La tristeza del samurai asique me estrenare con esa novela del autor y espero que me guste.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría leerlo en un futuro.

    ResponderEliminar
  7. Por lo que veo, ya en esta nivela se dan las características propias de su estilo. Habrá que leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Un autor con el que me tengo que estrenar. He mirado en mis estanterías por si yo también era victima de algún olvido, pero no... De este libro no me suena de haber visto nada, así que uno más para la saca de autor pendiente para leer con varios libros para leer...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tengo muchas ganas de estrenarme con este hombre =)

    Besotes

    ResponderEliminar